Anatomía de una campaña de odio

Posted on 03/03/2014 @ 10:59 AM

Tags: Suffolk County, Suffolk, Odio, inmigrante, corte suprema, supreme court, El Diario

Anatomía de una campaña de odio
Juan Cartagena. LatinoJustice PRLDEF

El odio, la ignorancia y el miedo son motivos potentes en las maniobras políticas de este país. Cuando se desempeñan estratégicamente, atraen votos. Y cuando el sujeto de las mentiras maquiavélicas es vulnerable – como son las comunidades de indocumentados latinos – la combinación de estos motivos casi garantiza logros políticos.

Esto es el plan de las fuerzas anti-inmigrantes. Y el arquitecto del plan es el abogado Kris Kobach. Para él y un núcleo extremo del partido republicano el plan es convencer a municipios, condados y estados a legislar la intolerancia. Es decir, adoptar proyectos de leyes que le hace la vida imposible para indocumentados y esperar que ellos mismos se vayan. Kobach y sus colegas han sido tan exitoso que ya la llamada “auto-deportación” llego dejar de ser una meta tan extrema. El último candidato republicano para la presidencia, Mitt Romney, fue un campeón de tal movida a principios de su campaña derrotada.

El plan tuvo antecedentes en comunidades pequeñas en California pero la inauguración comprehensiva fue en Hazelton, Pennsylvania en 2005, un lugar no muy lejos de comunidades hispanas de Reading, Allentown y más allá, Bethlehem donde el poder de números de tanta gente latina no hubiese permitido tal maniobra. Al contrario, Hazelton tenía una comunidad pequeña de inmigrantes latinos de México y Centroamérica que revitalizó la zona comercial de la deprimida ciudad con la fuerza de su sudor y sus negocios pequeños.

Pronto vino Kobach y convenció el alcalde de Hazelton Lou Barletta, quien ahora es el congresista de esa zona – más evidencia que ser anti-Latino en ciertos lugares atrae votos. Kobach y Barletta reclamaron que el peligro más grande que tiene Hazleton no es una economía letárgica, o escuelas sin recursos adecuados, o un infraestructura anciana, sino que lo que puede hundir a la ciudad para la eternidad es la presencia de latinos indocumentados. En 2006 Hazelton aprobó el modelo de leyes anti-inmigrante que después se utilizo en Arizona, Alabama, Indiana, South Carolina y Georgia. Todo bajo el la guía del abogado Kobach. En Hazelton negocios fueron prohibidos en contratar a cualquier indocumentado, dueños de apartamentos fueron prohibidos en alquilar a personas sin papeles, y el poder completo de la fuerza gubernamental fue dirigida a eliminar a inmigrantes indocumentados. Pero como todo que nace de un odio irrazonable nutre a los odios personales, la ley anti-inmigrante en Hazleton fue implementada como una licencia anti-latina para hostigar a la comunidad entera.

Esta semana la Corte Suprema negó la última apelación de Kobach y Hazelton y dejaron intacto las decisiones que la comunidad latina ganó en su favor contra estas maniobras intolerantes. Los abogados de LatinoJustice y de la ACLU habían ganado cada round de esta batalla legal. Pero Kobach y Hazleton, ahora con un nuevo alcalde que comparte la misma miopía del anterior, siguieron su cantaleta que la ciudad tenía el poder legitimo de enforzar leyes federales como le da la gana. Aun después que la Corte Suprema advirtió 2n 2012 que el poder de decidir asuntos de inmigración en un contexto global está depositado exclusivamente en la rama federal, Hazleton no se detuvo. Siguieron invirtiendo cientos de miles de dólares – dinero del tesoro público que ninguna ciudad tiene en exceso – en los bolsillos del bufete de Kobach.

La noticia del rechazo de la Corte Suprema no fue esperada por Kobach y su equipo. El licenciado de la intolerancia dijo que es una pena que la corte no le dio otra oportunidad. El ex-alcalde Lou Barletta se enojó con la noticia y justificó la pérdida de más de medio millón de dólares en la defensa legal con la observación absurda que el país se beneficio con el liderazgo de Hazelton en el campo de la reforma imigratoria. ¿Y los residentes de Hazleton? Algunos cuestionaron porque cada apelación – más de 9 mil al año – no es oída por la Corte Suprema. Otros se preocuparon de algo más inmediato, la economía. Y los latinos dijeron ¡por fin!

Comments

Leave a Comment

?
You Type You See
*italics* italics
**bold** bold
[ask google](http://google.com) ask google
+ item 1
+ item 2
+ item 3
  • item 1
  • item 2
  • item 3
> a really cool quote from a nice person
a really cool quote from a nice person

* Required information

Comment Preview

LatinoJustice PRLDEF · Copyright © 2016 · All Rights Reserved

· New York Office: 99 Hudson Street 14th Floor · New York, NY 10013-2815 · P: 212.219.3360 · 800.328.2322 · F: 212.431.4276
· Southeast Regional Office: 523 West Colonial Drive · Orlando, FL 32804 · P: 321.250.2853 · 800.328.2322

Powered by ARCOS | Design by Plus Three