La desnacionalización sigue

Juan Cartagena

El 23 de septiembre marca dos años del fallo del Tribunal Constitucional de República Dominicana que afectó a más de 200,000 dominicanos de descendencia haitiana. Dos años de incertidumbre en el campo legal pero motivos claros de parte de algunos que utilizaron el fallo para justificar la intimidación y la violencia.

Dos años de críticas sobre un fallo insostenible pero que todavía cobra fuerza en la política del país dominicano. Dos años comparando la imagen de niños americanos en el debate en los Estados Unidos de la ciudadanía por nacimiento encabezado por los extremistas del Partido Republicano con la desnacionalización de miles de niños dominicanos.

Dos años y más de 60,000 dominicanos y haitianos huyendo como refugiados.

Cerca de los cañaverales el fotoperiodista Greg Constantine recientemente capturó la imagen de más de cincuenta niños escolares cantando, en fila, el himno dominicano en lo se iza la bandera dominicana al principio del día. Todos nacieron en Quisqueya pero no tienen la documentación para evitar lo que ahora requiere la Constitución y las cortes. Es decir no podrán matricularse después del octavo grado a menos que el país cambie de curso.

El Departamento de Estado de EEUU publicó un informe sobre derechos humanos al nivel global y analizó las consecuencias de la desnacionalización dominicana. Al no tener documentación adecuada aunque nacieron allí, enfrentan obstáculos para viajar dentro y fuera del país, no pueden votar en las elecciones nacionales, tienen acceso limitado a trabajos, educación, cuentas bancarias, préstamos, las cortes y bienes raíces.

Son como invisibles, legalmente, en sus comunidades. La potestad de definir la ciudadanía es parte de la soberanía que goza República Dominicana como cualquier otra nación. Pero la implementación retroactiva hasta 1920 es un fracaso con implicaciones de derechos humanos al nivel global.

La Corte Interamericana de Derechos Humanos determinó en 2014 que parte de las leyes sobre la desnacionalización violan la Convención Americana de Derechos Humanos. La respuesta de las cortes en la República fue sencilla: rechazaron la jurisdicción de la corte internacional para los asuntos nacionales al determinar que fue inconstitucional aceptar la jurisdicción desde el principio en 1999.

Por eso es que las fotos de Constantine en la revista “The Atlantic” merecen estudio por cada persona que tiene duda sobre el efecto dañino que tiene estas leyes. Fotos de adolescentes sin esperanza porque se le prohíbe la educación y el empleo formal.


Este artículo fue publicado en El Diario y puedes verlo aquí

Juan Cartagena Presidente de Latino Justice PRLDEF

LatinoJustice PRLDEF · Copyright © 2016 · All Rights Reserved

· New York Office: 99 Hudson Street 14th Floor · New York, NY 10013-2815 · P: 212.219.3360 · 800.328.2322 · F: 212.431.4276
· Southeast Regional Office: 523 West Colonial Drive · Orlando, FL 32804 · P: 321.250.2853 · 800.328.2322

Powered by ARCOS | Design by Plus Three