Artimañas políticas en Nueva Jersey

Un político ambicioso es igual que un oportunista aprovechador. El cuatrienio político siempre oscila entre regalos o regaños para indignar o premiar cualquier grupo de votantes. Tal es el fenómeno de política moderna en este país.

Así que no le debe sorprender a nadie en New Jersey – especialmente sus votantes hispanos – que su Gobernador Chris Christie actúa de forma asquerosa en pro del voto Republicano nacional y en contra de los mejores intereses de los latinos que los apoyaron en 2013. Con sus ansias presidenciales desvaloradas en sondeos recientes el gobernador es capaz de decir cualquier cosa.

Christie se unió a los que quieren eliminar la acción ejecutiva “DAPA” de la administración Obama que le provee estatus temporero para trabajar y conducir a casi 5 millones de indocumentados del país. Aunque la orden ejecutiva solo llega a beneficiar los padres de niños indocumentados bajo DACA, la verdad es que la gran mayoría de personas que tendrán esa esperanza son latinos. En New Jersey hay más de 204,000 indocumentados.

En 2013 Christie aprobó una ley estatal para emparejar la matrícula universitaria para residentes indocumentados. En 2013 sus ambiciones presidenciales eran obvias. Dizque una victoria abrumadora contra los Demócratas, con el respaldo de la mayoría de hispanos, le convendría mejor que una victoria cualquiera. El Republicano que puede ganar en lugares dominados por Demócratas sería un candidato formidable, pensaría Christie.

Latinos en New Jersey se chuparon ese regalo y le dieron la mitad de sus votos en 2013. La otra mitad, no lo creyó. Ahora en 2015 el gobernador apesta en comunidades latinas. Según los medios, Christie que normalmente hace todo exageradamente, a todo pulmón para silenciar sus críticos, rehusó mencionar su nueva actitud sobre inmigración en su próxima reunión de pueblo o en su programa radial.

Mientras tanto sus abogados aprobaron una petición a la corte para apoyar la suspensión del programa DAPA. Esa petición es pública aunque el gobernador no lo quiera. Los argumentos de New Jersey en contra del DAPA voltean alrededor de dos puntos. DAPA tendrá un efecto económico para los estados que nunca se podría remediar si la corte decidirá a largo plazo que el Presidente carece la autoridad constitucional. Tildaron a DAPA como otro programa de “welfare” o asistencia pública sabiendo muy bien las connotaciones raciales que tal etiqueta conlleva. Repitieron la acusación dudosa que DAPA le daría acceso a cada indocumentado a programas de impuestos que acreditan personas de bajos ingresos y que ese costo llegaría a dos mil millones fácilmente. Finalmente y con ninguna vergüenza se quejaron que el ejecutivo actuó unilateralmente sin dar ninguna oportunidad al Congreso para opinar en el asunto.

Es decir que sin ningún análisis de las ganancias económicas que representa la participación laboral de casi cinco millones de trabajadores para el presupuesto de New Jersey, Christie dice en las cortes que el cielo se cae si nuestros indocumentados llegan a salir de las sombras. El ambicioso Christie es capaz de decir cualquier cosa.

Este articulo fue publicado en El Diario y puedes veer lo aquí

Juan Cartagena Director de Latino Justice PRLDEF

LatinoJustice PRLDEF · Copyright © 2016 · All Rights Reserved

· New York Office: 99 Hudson Street 14th Floor · New York, NY 10013-2815 · P: 212.219.3360 · 800.328.2322 · F: 212.431.4276
· Southeast Regional Office: 523 West Colonial Drive · Orlando, FL 32804 · P: 321.250.2853 · 800.328.2322

Powered by ARCOS | Design by Plus Three