Abriendo puertas de oportunidad en New Jersey

El derecho a la educación en este país es un tema de suma importancia para la comunidad latina. Dos casos de la Corte Suprema que involucraron estudiantes latinos en Texas enmarcaron conceptos jurídicos que son vigentes hoy día. El caso San Antonio v. Rodríguez rechazó un litigio que exigía la nivelación de recursos presupuestarios en cada escuela elemental y superior. La corte concluyó que no existe un derecho constitucional a la educación y si Texas permite a sus distritos gastar más dinero que otro, no es ilegal. Años después las escuelas públicas cerraron sus puertas a niños indocumentados. En el caso Plyer v Doe la Corte Suprema falló en contra de Texas declarando que si ellos iban a ofrecer educación gratis tenían que hacerlo para cada residente para evitar un peor daño: la perduración de una clase analfabeta.

Pero ¿si niños tienen acceso a clases de enseñanza libre de discriminación de estatus, lo tendrán nuestros adultos? Ciertos acontecimientos en New Jersey por medio de los esfuerzos de LatinoJustice, entre otros, indican que el acceso a escuelas para adultos y para tomar el examen de equivalencia de escuela superior, el “GED”, no se pueden acondicionar en el estatus de inmigración.

El “GED” es la alternativa para obtener un diploma de escuela superior. Accesible para cualquier persona que cumpla 16 años, el examen es importante para adultos también. Algunos ingresaron al mercado laboral y esperan mejorar sus salarios. Otros llegan a este país con poca preparación escolar. Y otros viven en el campo como trabajadores agrícolas donde acceso a escuelas públicas es difícil.

El acceso a clases para adultos es sumamente importante para personas elegibles para DACA. El requisito de mostrar participación en un programa académico se satisface con participación en cursos de enseñanza para adultos y el “GED”. Hasta hoy en día la cara del inmigrante bajo DACA ha sido un joven con un perfil ilustre y calificaciones bien altas. Pero hay otra cara: la del trabajador adulto que consigue horas en la semana para estudiar de noche hacia la equivalencia “GED”.

Recientemente, centros de educación para adultos en New Jersey exigían varias formas de identificación que imposibilitaban la participación de muchos de sus residentes indocumentados. Como cada inmigrante conoce, exigir un número de seguro social es lo mismo que decir “aquí no queremos personas indocumentadas”. Actas de nacimiento de países centro y sudamericanos tenían que estar acompañadas por cartas certificadas del consulado respectivo. Miles de latinos efectivamente fueron excluidos de estos recursos importantes. En el sur del estado, abogados como Elizabeth Trinidad y Kerry Harrington tuvieron que aconsejar a sus clientes con varias alternativas – ninguna era fácil.

Pero ellos siguieron sus esfuerzos y este mes el Departamento de Educación de New Jersey aclaró por fin que cada residente del estado tiene acceso al “GED” y que la lista de formas de identificación será expandida. El Lcdo. Jackson Chin de LatinoJustice aplaudió el cambio de parte de Trenton: “Ahora cada adulto tiene acceso a un sendero establecido que ha proveído educación y estabilidad económico por generaciones”.

Este artículo fue publicado en El Diario y puedes verlo aquí

Juan Cartagena Presidente de Latino Justice PRLDEF

LatinoJustice PRLDEF · 99 Hudson Street 14th Floor · New York, NY 10013-2815 · P: 212.219.3360 · 800.328.2322 · F: 212.431.4276

Copyright © 2015 LatinoJustice PRLDEF · All Rights Reserved

Powered by ARCOS | Design by Plus Three